martes, 16 de agosto de 2011

La Tierra "sembrada"

No voy a hablar de agricultura, no. De hecho, el tema de hoy hace referencia a algo mucho más antiguo que la agricultura o la ganadería. ¿La caza y la recolección? No, no; mucho más. El origen de la vida (¡toma ya!).

Es uno de los temas más importantes dentro de la Ciencia, y cómo no de la curiosidad humana. Descubrir y conocer cómo empezó todo. Cuándo y dónde. Y digo "dónde" porque varias teorías hipotetizan sobre la posibilidad de que la vida proceda del espacio exterior. 
La idea es sin duda de una elegancia extrema: meteoritos a modo de "vehículos" que llegan azarosamente a la Tierra transportando las moléculas necesarias para la vida, o incluso pequeños seres como bacterias o similares. Que, efectivamente, la Tierra fue "sembrada" de vida. Es lo que se conoce como "panspermia".

Esta bonita teoría tiene varios datos a su favor, como el hallazgo de algunas de estas moléculas "pre-bióticas" en la superficie de meteoritos recogidos por los científicos. Sin embargo, la posibilidad de que estos compuestos hayan llegado ahí como una contaminación (es decir, que se adhiriesen a la roca espacial ya en la Tierra) ha relegado a la panspermia a un segundo lugar. Hasta ahora...
La semana pasada vio la luz este artículo en la prestigiosa revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS, para los amigos científicos) en el que Callahan y colaboradores describen una vez más la presencia de moléculas "pre-bióticas" (incluyendo compuestos que pueden formar parte del DNA) en nuevos meteoritos. Y no sólo eso, sino que dicen ser capaces de demostrar su origen extraterrestre. Vamos, lo que sería un verdadero impulso a la panspermia.

Por supuesto que esto no es nada definitivo. Es un estudio más, y como tal ha de ser visto. Sin embargo, al ser tan sólido y presentar resultados tan trascendentes, la metodología, validez y repercusión de este trabajo serán revisados y debatidos por la comunidad científica. Esto es ciencia: investigación, descubrimiento, debate y progreso. Y este caso puede ser un buen ejemplo de ello.

Mientras tanto tendremos que seguir escudriñando en todos los lugares posibles buscando nuestro origen. Eso incluye mirar de vez en cuando arriba, a las estrellas, en el cielo de la noche. Y pensar, si vemos una estrella fugaz, que quizás así comenzó todo...

Y aquí me despido. Así que hasta pronto, pequeños extremófilos que quizás un día viajasteis en un cometa a través del espacio, buscando el Nuevo Mundo... (y sí, es una referencia a "Ride the Comet" de Ayreon).


¿La Lluvia de la Vida? (espectacular foto por retro traveler).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada