miércoles, 29 de diciembre de 2010

Bienvenidos al núcleo

"Queridos seres multicelulares:


Fotograma del espectacular vídeo 
Atreveros, por fin, a iniciar el viaje. Reduciros a lo minúsculo, a lo microscópico, y atravesar la membrana celular hacia el interior. No os preocupéis por los detalles de la misma, ya llegaremos a ello. Todo a su debido tiempo...

No os detengáis tampoco en el citoplasma (el líquido interno), embelesados por la vertiginosa armonía molecular del interior de la célula. Seguid adelante, sin mirar atrás, y sin entorpecer el trabajo de los minúsculos ribosomas. También habrá tiempo para hablar de su fascinante trabajo...


Ya falta menos, sólo unos pocos micrómetros más. Justo delante de vosotros queda suspendido, grandioso, el núcleo. Es ahí a donde os dirigís; donde todo comienza y todo acaba. Pero no vayáis a pensar que es este compartimento el que lo controla todo, determinando de forma exclusiva lo que ocurre en cada una de vuestras células. Aprenderéis que tan importantes son las señales del núcleo como las del citoplasma, o aún más las procedentes del exterior...
¿Veis esas pequeñas aperturas, en su superficie? Son los poros nucleares, vuestra vía de paso (y el de tantas otras moléculas) a través de la membrana nuclear. No tengáis miedo, y atravesad uno de ellos. Eso es; ¡ya está! Mirad a vuestro alrededor, la enorme actividad que existe en lo más profundo de la célula. Interminables hebras de DNA entrelazadas entre sí, mezcladas con otras más pequeñas de RNA. Fijaros como numerosas proteínas se unen a ellas; las separan, las duplican, las cortan, las reparan, las enrollan, las transportan...
Ahora es cuando todas las respuesta os serán dadas. Habéis llegado al núcleo de todo..."





Sed todos bienvenidos.

Por fin creo oportuno abrir el Blog, tras una semana de pruebas anunciadas. Experimentos más que satisfactorios, y donde lo que más ha cambiado (y no descarto que siga haciéndolo...) ha sido la cabecera. Pero creo que, en general, ha quedado todo bastante bien. Por supuesto, son más que bienvenidas las críticas y opiniones que puedan mejorar el sitio.
Desde ya agradecer a las personas que me han ayudado con su opinión durante este proceso. Entre ellos, y más que a nadie, a mi estimado Salu, cuyas colaboraciones (incluso en forma de "entrada") serán siempre bien recibidas. 

Como decía, por fin inauguro el Blog; un lugar en el que me gustaría hablar y debatir con todos vosotros sobre Biología y cualquier tema de interés en la actualidad. ¡Pero que no cunda el pánico!, ya que para nada será necesario un alto conocimiento del tema. Siempre intentaré introducir el asunto mediante un lenguaje perfectamente asequible y ameno.

No sólo eso, sino que tengo en mente iniciar una serie de entradas (se podría llamar "Biología para Bloggeros", o algo así; y sí, Bloggeros > Dummies :P ) en la que ir explicando poco a poco, y de forma sencilla, el mundo de la Biología y sus misterios.

Sólo me queda, por hoy, recomendaros encarecidamente que veáis el vídeo que cito más arriba ( "The Inner Life of the Cell"), en la leyenda de la imagen. Una verdadera joya audiovisual (mención especial a la música) que nos ayuda a comprender (o al menos visualizar) qué pasa realmente dentro de una célula.
Es un buen ejemplo de lo que pretendo mostrar y transmitir en este Blog. Que la sagrada Doble Hélice me dé suerte...

¡Feliz año nuevo, queridos (y ahora microscópicos) seres multicelulares!


miércoles, 22 de diciembre de 2010

Probando... ando... ando... (¡que es gerundio!)

Buenas... lo que sea.

Normalmente, la primera entrada de un blog sirve de bienvenida, o incluso de introducción al mismo. Pero me temo que éste no va a ser el caso.

En su lugar, usaré este texto como mero conejillo de indias en el que experimentar fuentes, tamaños,... antes de estrenar de verdad el verdadero blog. Y tranquilos, que entonces si habrá un post "inauguro-introductorio" :)

Mientras tanto siéntense, relájense, y preparen cuerpo y alma para un apasionante y misterioso viaje a través de las entrañas de la Biología... y todo lo demás.

Hasta la próxima, queridos seres multicelulares.



PD: ¡Probando... ando... ando...!